Nuria Fernández/Jaén

La música sefardí siempre tiene cabida en el Festival Internacional de Música y Danza Ciudad de Úbeda. Este año fue el dúo Milo Ke Mandarini el encargado de llevar sonidos casi extintos hasta la Sinagoga del Agua. El pianista local Ramón Grau Perales enterneció a decenas de personas.

Un entorno incomparable vuelve a concentrar la atención de ubetenses y visitantes durante el Festival Internacional de Música y Danza Ciudad de Úbeda. La Sinagoga del Agua, uno de los rincones más representativos de la ciudad, foco de atención de turistas, lució tal como podía haberlo hecho en la época de los sefardíes y, sobre todo, sonó como solía de la mano de los ejecutantes Isabel Martín y Carlos Ramírez, especializados en instrumentos antiguos. 

Fuente: Lunes, 27 de Mayo de 2013 12:51 Diario JAEN CULTURA – NOTICIAS CULTURALES